ICONOS SOCIALES SUPERIORES

Entradas populares (slider)

Buscar este blog

Yo también he llorado en un probador

Buenos días, tardes o noches, ¿qué tal os va todo? Llevo demasiado tiempo sin pasarme por aquí, pero la verdad es que no quiero excusarme. A partir de ahora el blog y el canal youtube vuelven a estar entre mis prioridades, así que espero encontraros por estos lares. Hoy no vengo a enseñaros productos, ni contaros un super truco ni consejo. Hoy toca un poco de reflexión que espero ayude a quien lo necesite.


Teniendo un blog de moda y belleza (enfocado desde la salud, detalle importante) asumir que me gusta ir de compras es lo lógico, ¿pero realmente es cierto? Supongo que sí, ahora sí. En verdad siempre me ha encantado ir de compra con mi madre, hasta que un día me encontró llorando en un probador con unos shorts que no me cabían. Ahora lo pienso y la solución era fácil, coger una talla más.


Durante años mi talla me ha importado demasiado. No mentiré diciendo que ahora no me importa, pero sin duda algo ha cambiado. Lo primero que ha cambiado es que como sano (pero sano de verdad, no lo que se dice que es sano) y hago ejercicio. Esas dos simples acciones ya me suben el ánimo para todo el día, sin embargo, hay algo más. 


El otro día de compras cogí como de costumbre 2 tallas. Usualmente me pruebo la pequeña primero, si me vale y me gusta perfecto, sino ya intento con una más. Pues por una vez empecé por la talla grande, seguramente por despiste. Al final me di cuenta que aunque la pequeña me cabía, la que realmente me quedaba bien era la grande. Tanto darle vueltas a un número que nadie conoce y olvidarse de la sonrisa que veo en el espejo cada vez que me pongo mi falda vaquera.


El mensaje que quiero compartir es que no voy a quejarme más de las extrañas estrategias de marketing de algunas marcas (señores, cuando quieran se dan ustedes cuenta de que no existen tallas únicas que nos valgan a todos), a partir de ahora voy a ir a los probadores con tantas tallas como vea necesarias, voy a probármelas y voy a decidir con cual me quedo sin dejar que los prejuicios me nublen el juicio. Tampoco os voy a mentir, si pierdo una talla siguiendo un estilo de vida saludable mejor que mejor, pero el objetivo no es un número, es esa sonrisa del espejo.

Un beso,
Barby

No hay comentarios

Publicar un comentario


TOP
Beauty Starts At Health © - DISEÑADO POR HERPARK